¡A tomar conciencia!

¡Qué difícil esto de ser consciente del lenguaje que uno emplea! Es verdad y, sin embargo, vale la pena. Nosotros tenemos dos maestros que nos han ayudado a progresar en esta experiencia: Buda, que nos recuerda que para entender y conectarse al mundo es necesario, primero, haberse recogido y entenderse a uno mismo. El otro es Yoda, que nos recuerda que, a pesar de lo difícil que nos resulte, siempre, siempre, tenemos la fuerza necesaria en nuestro interior para cambiar lo que debamos cambiar. No es un reto imposible y merece la pena. Para este chequeo puedes utilizar la lista que te ofrecemos a continuación:

    • Chequeo de tu propio lenguaje

Un atrevimiento

¿Te atreves a preguntarle a otra persona cómo es tu lenguaje? A veces para ser conscientes de nosotros mismos, lo mejor es preguntar a alguien cercano. Elige una persona de tu confianza, aquella que sea sincera, honesta contigo y que quiera ayudarte a mejorar. Escucha atentamente sus respuestas. Verás cómo la experiencia te enriquece y te abre perspectivas.

Un consejo: ¡a las personas nos gustan los números! Quizás facilites la conversación si les pides que den de respuesta un número de 0 a 10.

¡Adelante!

Transcripción

Puedes descargar la transcripción del vídeo de este apartado, en formato PDF, pulsando en el siguiente enlace:

    • Transcripción: ¡A tomar conciencia!
Abrir chat
¿Te ayudamos?